Razón del número

Uno de los santos del siglo xx que goza de mayor popularidad en el pueblo cristiano es sin ninguna duda san Pío de Pietrelcina. Nos tendríamos que preguntar la razón de ello. Quizás alguien nos respondería, por lo extraordinario de…

«San Pío de Pietrelcina, otro Cristo entre nosotros»

Francisco Forgione (1887-1968) nació en Pietrelcina, una pequeña aldea pobre en el sur de Italia, en el seno de una familia humilde de agricultores. Desde su nacimiento, fue encomendado a san Francisco de Asís, su patrón. Fue bautizado y recibió la primera comunión en Pietrelcina. Desde muy pequeño, demostró ser un niño con una profunda vida interior, pasando largas horas delante del Santísimo.

Un vínculo especial de amor con el Niño Jesús

Devoto de la Santísima Virgen María y del rezo diario de varios rosarios, el santo de los estigmas, Padre Pío, tenía también un vínculo de amor con Jesús Niño, que cuidaba con celo…evitando incluso que se hicieran públicos algunos eventos extraordinarios que ocurrían mientras se le veía en compañía del Hijo de Dios.

San Pío de Pietrelcina, «mártir» del confesionario*

La figura del Padre Pío ha sido conocida mundialmente, fallecido con universal fama de santidad en San Giovanni Rotondo; un humilde sacerdote capuchino que cada día «confesaba de la mañana a la noche», siendo cali­ficado por algunos de sus biógrafos como «mártir del confe­sionario», puesto que dedicó buena parte de su vida pasto­ral al ministerio de la reconciliación.

«Con el Rosario se ganan batallas»

Un verdadero retrato del Padre Pío estaría incompleto si no habláramos de su devoción y dependencia filial a la Santísima Virgen. De hecho, el pilar de su vida fue desde siempre la Virgen, su Madonna querida. Ella fue su soporte, su consuelo, su refugio. En su larga vida apareció siempre la figura de la Virgen, en sus años de la infancia como madre tranquilizadora y en las horas más oscuras de su vida como aliada en el combate.

En el cincuentenario de la Consagración de España al Corazón de Jesús

Al cumplirse el 50º aniversario de la Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús, la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española, en su décimo octava reunión, aprobó e hizo pública una exhortación titulada «Cincuentenario de la Consagración de España al Corazón de Jesús». El documento está fechado el 25 de mayo de 1969, cinco días antes de que se cumpliera el aniversario.

Sentido de la consagración de España al Corazón de Jesús

Siguiendo la recomendación el obispo monseñor Rico Pavés entresacamos algunos fragmentos de la exhortación que la Conferencia episcopal española hizo pública en el cincuentenario de la Consagración de España al Corazón de Jesús para que sirva de ayuda en nuestra preparación espiritual para la renovación de la consagración. Domingo de Pentecostés, 25 de mayo de 1969.